¿Por qué los bilingües aprenden más fácilmente un tercer idioma?

Barcelona, 9 de marzo de 2015 – Al parecer las personas bilingües presentan una mayor predisposición a aprender una tercera lengua. Así lo reconocen diferentes estudios, como uno llevado a cabo por la Universidad de Haifa, que concluye que aquellos que dominan dos idiomas poseen mejores aptitudes a la hora de asimilar un tercero.

Pero, ¿qué beneficios exactamente tienen las personas bilingües a la hora de aprender una tercera lengua? ABA English, academia online de inglés especializada en una metodología de aprendizaje única basada en los principios del método natural, revela 7 ventajas que conlleva hablar dos idiomas distintos:

1.    Flexibilidad mental

En el momento de aprender un idioma, no sólo se asimilan nuevos sonidos y signos, sino también nuevas construcciones verbales. El cambio entre dos idiomas desarrolla las partes del cerebro que controlan las actividades de pensamiento. Todo ello comporta que las mentes bilingües piensen más allá de lo evidente y establecido por la sociedad.

2.    Potencia la atención

El aprendizaje simultáneo de dos idiomas tiene consecuencias positivas en las capacidades cognitivas de los más pequeños. Al parecer las personas bilingües son más capaces de centrarse en las tareas importantes y, con ello, dejar de lado todo tipo de distracciones.

3.    Insight cultural

Lengua y cultura están extremadamente entrelazadas, algo que facilita que los bilingües estén más abiertos a conocer nuevas culturas y tradiciones. Asimilar el idioma de otro país es el primer paso para entender a la perfección su estilo de vida y costumbres.

4.    Personas multitarea

Los bilingües suelen ser más capaces de procesar diversas tareas a la vez y, al mismo tiempo, rechazar la información sin importancia que reciben sus cerebros. Pasar de repente de un idioma a otro es un estímulo para que el cerebro cree algo parecido a una reserva cognitiva.

5.    Aumento de las dotes comunicativas

La capacidad de comunicarse con personas de varias nacionalidades enriquece culturalmente. Hablar dos idiomas permite tener más concurrencia de ideas en los momentos clave y de mayor presión. En este sentido, los niños bilingües poseen más capacidad de leer y escribir en un tercer idioma y, por lo tanto, mayor potencial para acceder a la información global.

6.    Mejora en la escucha

Una mayor capacidad de escucha a la hora de aprender un tercer idioma que una persona monolingüe parece ser otro de los beneficios con los que cuenta el  individuo con dominio de dos idiomas. Esto le ayuda a que tenga más facilidades con la comprensión lectora de la nueva lengua.

7.    Gimnasia mental para combatir el Alzheimer

Usar dos idiomas permite retrasar una media de cuatro años la aparición de Alzheimer, según recoge la revista Neurology. Los hablantes de dos lenguas son más resistentes a la enfermedad gracias al constante ejercicio mental que realizan para intercambiar idiomas simultáneamente.

“El contacto lingüístico es prácticamente un fenómeno universal. Casi no existen personas en el mundo que a diario no utilicen o escuchen dos idiomas diferentes: desde el prisma de la lingüística, ¡los dialectos también son idiomas!” comenta María Perillo, Directora Académica de ABA English. “Sin duda los niños aprenden inglés más fácilmente que los adultos, porque son más espontáneos y desinhibidos, pero los adultos, con su experiencia lingüística, también tienen muchas ventajas”, añade.

Gracias a academias como ABA English, que cuenta con un método de aprendizaje único basado en el método natural, se simplifica la labor del aprendizaje de una nueva lengua para los adultos. Todo ello con la visión de contenidos audiovisuales exclusivos que permiten aprender inglés casi sin esfuerzo.  

> Descargar comunicado