Profesores 2.0: La importancia del factor humano en la enseñanza online

ABA English celebra el I Teacher Panel en Barcelona: Profesores de varias nacionalidades analizaron en la mesa redonda la evolución del nuevo rol de los docentes con el auge de la tecnología

Barcelona, 30 de agosto de 2016 – La irrupción de las nuevas tecnologías ha obligado a los profesores de idiomas a reinventarse para atender mejor al nuevo perfil de alumnos. En un entorno que es cada vez más virtual y artificial, la experiencia de los profesores de ABA English constata que es más necesario que nunca incorporar el factor humano a la enseñanza online.

ABA English, academia de inglés online con más de 10 millones de alumnos, ha celebrado el I ABA Teacher Panel en Barcelona con la presencia tanto personal como a distancia (por web conference) de siete profesores expertos de la academia que compartieron opiniones y experiencias sobre este tema. Durante la mesa redonda, se han desvelado los 5 requisitos que todo docente debe cumplir para convertirse en un profesor de idiomas 2.0.

1. La tecnología no es una amenaza, sino una herramienta

Los profesores de hoy en día no pueden enseñar un idioma sin tener en cuenta el entorno tecnológico que les rodea y, además, sin contar con un elemento que nos acompaña en todo momento: el smartphone. “El auge de la tecnología no debe ser una amenaza para nosotros, los profesores, sino una herramienta con la que mejorar el método de aprendizaje de nuestros alumnos”, indica la italiana Maria Perillo, directora académica de ABA English.

2. Expertise tanto en el método de enseñanza como en la tecnología

Los profesores deben adaptarse y saber integrar, usar y aprovechar la tecnología en materia de enseñanza. Por ello, no sólo tienen que aprender a enseñar un idioma, sino también deben conocer las tecnologías y herramientas que sirven para enseñar y para interactuar con los alumnos. Los profesores 2.0 que han comprendido este reto crean materiales de estímulo para generar interés y mantener motivados a los estudiantes.

“El libro tradicional ya no es suficiente para el estudiante de hoy en día. La tecnología ahora está al servicio de la educación de varias maneras: buscando material adicional para las clases en Internet, usando vídeos y juegos interactivos para crear un ambiente multimedia en el aprendizaje”, apunta la profesora estadounidense Robin Motheral, cuyo planteamiento es refrendado por su homóloga británica Martine Jeffries: “Tenemos que entender cómo los estudiantes usan la tecnología y ofrecerles conocimientos interesantes a la vez que generamos interacción con ellos, ya no vale con darles información escrita en un papel”, corrobora Teacher Martine.

 3. Uso de recursos web como herramientas educativas

El nuevo perfil de profesor 2.0 debe aplicar un cambio en su metodología, así como hacer un uso de la información digital con un fin más didáctico. “Los docentes debemos tener la capacidad y las competencias para analizar y seleccionar las herramientas online más idóneas para adaptar nuestros métodos y maximizar la eficacia de la enseñanza”, comenta la profesora británica Nicola Cowan. Similar impresión es compartida por el profesor italo-británico Tim Sarsini, quien además refuerza la importancia de implementar un método de enseñanza que “consiga que el inglés forme parte de la rutina diaria del estudiante”.

 4. Del docente al coach personal

Con la enseñanza autónoma, solitaria y a distancia que implica el aprendizaje online o mediante móvil, los estudiantes necesitan mayor apoyo que nunca para sentirse acompañados, guiados y estimulados para no abandonar. Por otra parte, el entorno tecnológico que les rodea les ha convertido en estudiantes más distraídos, menos pacientes y que prestan menor atención. Por ello, la enseñanza debe ser más rápida, estimulante, rica, divertida y eficiente.

“En este mundo de enseñanza 2.0, el profesor-guía juega un papel fundamental, ya que tiene que aconsejar al alumno en torno a cómo usar su limitado tiempo de la mejor forma posible. Así, el alumno de ahora es más libre y autónomo y, por lo tanto, su mayor motivación nace de la total libertad que tiene a la hora de decidir cuándo quiere estudiar”, explica el profesor escocés George Talbot.

 5. Personalización de la relación profesor-alumno

¿Existe relación entre el alumno y su profesor cuando se produce a distancia y en un entorno tecnológico? Precisamente por tener lugar de manera virtual, la relación no sólo existe, sino que además es de gran importancia para lograr que el alumno culmine con éxito su aprendizaje. Como explican los Teachers de ABA, los profesores 2.0 llegan a establecer un conocimiento bastante personal y vital con sus alumnos. Sus comunicaciones no se limitan a impartir conocimiento o aclarar dudas, a menudo su rol implica que se interesen por la vida personal del alumno, por conocer las motivaciones que les llevan a aprender inglés, y así seguir su progreso y preguntarles, por ejemplo, cómo les fue en la entrevista laboral en inglés o en el encuentro con sus familiares americanos.                                 

Para el alumno 2.0 sigue siendo importante tener nuestro feedback, el de los profesores, para no perder su motivación. Profesores y alumnos debemos conocernos mejor, sabiendo los puntos débiles y fuertes del otro. De esta manera los estudiantes podrán progresar y llegar a disfrutar de las ventajas que da dominar un idioma extranjero”, sostiene la profesora brasileña Priscilla Oliveira.

El factor humano es cada vez más necesario para dar respuesta a los retos de la educación 2.0, especialmente en la enseñanza online. Por este motivo ABA English asigna a cada alumno de su academia de inglés un profesor que le guía y motiva durante su aprendizaje. Para ello cuenta con un equipo de un centenar de profesores repartidos por el mundo y cubriendo distintos idiomas nativos y husos horarios.

> Descargar Comunicado